¿Por qué me cuesta trabajo hacer ejercicio?

Para algunas personas el ejercitarse es demasiado sencillo, ya que desde pequeños llevan ese estilo de vida, o no les es complicado realizar una rutina o puede ser que tienen sus metas u objetivos muy defrinidos y luchan por lo que quieren. En cambio existen personas que no saben exactamente el por que es bueno hacer ejercicio, se fatigan , les parece incomodo o no se dan el tiempo necesario.


Es por eso que me encanta hablar sobre como podemos motivarnos para practicar una actividad fisica aqui les dejo algunos tips para lograrlo:


-Encuentra tu por que, todo el mundo lo tenemos, quieres ser atractivo/a? saludable? identifica el por que, concentrare en ello.


-Convéncete de hacerlo, probablemente piensas algo así como: "Debería hacer ejercicio en este momento. Si no hago ejercicio, nunca voy a estar en forma". Este pensamiento tiene muchos obstáculos ocultos. Por un lado, sentir que deberás hacer algo hace que parezca un trabajo o una obligación. Eso no es divertido también estás pensando en lo que pasará si no haces ejercicio en otras palabras, te estás amenazando con un castigo la imagen de no estar en forma. Inconscientemente, estás inundando tu mente con negatividad. En lugar de pensar en cómo te verás si no haces ejercicio, ¡piensa en lo bien que te verías si lo hicieras!


Es muy importante pensar en lo positivo. En lugar de pensar: Dios mío, me siento muy mal por no hacer ejercicio, piensa: Me sentiría mejor si hiciera ejercicio, así que mañana lo haré. Si piensas en no y nunca, sólo te quedarás detenido, lo que hará que sea aún más difícil motivarte.


-Establece una meta. Puede ser cualquier meta no es necesario que sea tu meta final. Si quieres hacer ejercicio dos veces a la semana, ponte una meta de dos veces a la semana así de simple.


Luego puedes premiarte. Si quieres correr 16 kilómetros a la semana, que esa sea tu meta. Las metas más pequeñas en lugar de que la meta sea perder 50 kg, por ejemplo te harán sentir que te acercas un poco más a tu meta final y hacen que sea más fácil de lograr.


Establece una recompensa. No tienes que guardar las recompensas hasta el final, pueden ser pequeñas y de vez en cuando para seguir motivado. Date uan recompensa cada sesión, cada semana o cada kg perdido todo depende de ti ya que s etrata de educar al cerebro, despues tu solo te daras cuenta de lo importante que es ejercitarse de esa forma obtendrás la fuerza para no dejar de hacerlo.



RECENT POSTS
SEARCH BY TAGS