¿Puedo consumir café durante el embarazo?

Nunca en mi vida me había enfrentado a dicha pregunta. Sinceramente, no he sido cercano a ninguna embarazada. Pero hace algunos días llego una clienta frecuente a Santa Fortuna comentándome que necesitaba su café descafeinado por su condición física. Ignorando la razón que ligaba un asunto con el otro le comente que nuestro café descafeinado aunque tenga una mínima cantidad, sigue teniendo cafeína debido a que no está sometido a ningún proceso y podríamos llamarlo orgánico. Concluimos que sería mejor elegir otra bebida.


De cualquier manera decidí no dejar la duda volando y me dispuse a investigar. Entre preguntas a médicos especialistas y ginecólogos, sumado a leer un poco en internet pude generar una conclusión muy simple, “Si estas embarazada, limítate”.


Pero…¿Por qué?

Cuando consumes cafeína, ya sea en cafetería, tés, mates, sodas o chocolate, la sustancia atraviesa la placenta hasta llegar al líquido amniótico y la sangre del bebe, pero su cuerpito tarda mucho más en procesar la cafeína a diferencia de ti, por consiguiente él o ella están expuestos a los efectos por un tiempo más prolongado, lo que puede tener influencia en el crecimiento y desarrollo de las células del bebe, alterando su oxígeno y el flujo de sangre.


Si consumes café en exceso (5 tazas al día) se puede aumentar el riesgo de aborto. Además que elimina el calcio del organismo. Los compuestos fenoles en los tés y cafés dificultan la absorción de hierro.


¿Entonces nada de nada?

Después de décadas de debate y estudios contradictorios, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, (ACOG por sus siglas en inglés) recomienda que las embarazadas limiten su consumo a menos de 200 miligramos de cafeína al día, lo que es el equivalente a una taza de 325 ml (11 oz) de café.

¿A cuánto equivale eso?

Entonces puedes consumir pero en pequeñas cantidades. Si prefieres no arriesgarte evita totalmente la cafeína. Y como se muestra en la tabla anterior, hasta el café que te ofrecen como descafeinado tiene una mínima cantidad de la sustancia.


Te recuerdo que el té verde debes evitar su consumo, sobre todo los primeros meses de embarazo, ya que está muy relacionado con abortos y espina bífida.


LEM Erick Ricardo Ruiz Gomez

Gerente Santa Fortuna

RECENT POSTS
SEARCH BY TAGS