Cuando me cambio la vida

El día que cambió mi vida para siempre; cuando Hans llegó a casa de mis abuelos en una caja de cartón lleno de pulgas y garrapatas, con lágrimas en sus ojitos y una panza llena de lombrices. Cuando lo vi en esa caja, peleando con la cobija que le habían puesto supe que sería un terrorista. Las patotas más grandes que su cabeza estaban hechas para hacer hoyos y acabar con todo el jardín, llenarlas de lodo y saltar en las paredes blancas del patio. Su mirada traviesa y juguetona me dijo que con ese labrador dorado iba a pagar todas mis travesuras de niña, y vaya que así fue. Destruyó todo el jardín, hizo hoyos en los hoyos que ya había hecho, tapizó las paredes blancas de sus huellas llenas de lodo, se comió medio tronco de un naranjo y si primera casita la destrozó en menos de 24 horas, todavía no la había pagado cuando ya estaba toda destruida.


El veterinario me decía que solo ibas a ser así de travieso el primero año, que ibas a dejar de hacer hoyos y morder cosas. Ya pasaron 5 años y sigues igual de travieso.


Experto en cazar ratones, lagartijas, jugar con pajaritos y ser papá de los perritos más bonitos que he visto en mi vida.


Estos 5 años que se han pasado volando Hans a sido un gran compañero de vida. Todos los días están llenos de amor, besitos, bailes de cadera y saltitos que solo expresan un amor incondicional por nosotros.


Gracias por esperarme en tu tapete, por comerte a diario tus verduras y darme un beso a cambio, por acurrucarte en mis piernas mientras descansamos, por bailar y mover tu cadera cada vez que te aviso que saldremos a pasear. Por llegar tan feliz bailando cuando te llevo a nadar. Gracias por esas largas pláticas, por escucharme tan atento con tu mirada y por siempre responder con una sonrisa y la respuesta correcta.


Gracias por enseñarme a disfrutar tanto la vida y amar cada instante de ella sin importar lo que pasara.


Gracias por abrirme el corazón a un amor indescriptible y por nunca haberme dejado de ver con tanto amor. Gracias por estos 5 increíbles años de amor, risas y felicidad. Eres y serás siempre mi corazón. El mejor regalo que me han dado.

Adria Toledo

GROMEX


RECENT POSTS
SEARCH BY TAGS