Acéptalo, no quiere estar contigo

Hay miles de escenarios posibles en el que puedas estar. Podrá ser difícil de aceptar, pero asimilarlo y comprenderlo puede salvarte la vida y sanar tu corazón, en vez de dejar que esta persona te lo rompa una y otra vez, solo porque no entiendes algo simple “No quiere estar contigo,”


Es fácil considerar cuando es un hijo de #”@#, egoísta que solo ve por sí mismo, o que te usa para cualquier posible situación, como provocar celos a alguien más u obtener sexo, que te trate mal, te falte al respeto, entre otros. Pero créeme que es mucho más difícil cuando es una buena persona, pero aún así, debes soltarle. Cuando te dice que eres increíble, que realmente le gustas, pero que no siente lo mismo que tu, o que no eres la persona indicada, que simplemente no quiere que su relación prosiga y teme lastimarte, o tal vez el típico, “seamos amigos”, pero te sigue tratando como pareja. Date cuenta de algo, si realmente quisiera estar contigo no tendría que tomar una decisión en primer lugar, te daría su respuesta inmediata.


Pero no importa si es un excelente humano o una mala persona o algo a la mitad. El asunto aquí sobre ti, aceptar tu situación y dejar ir, por tu bien. Haciendo de lado cuanto le quieres, si te trataba como rey o reina, sus experiencias juntos, cuanto se divertían o cuán bien se llevaban, la realidad es que no quiere estar contigo. Esto hará que, en algún momento, saques la bandera blanca y aceptes el final de esta relación, después de todo el tiempo que hablaron y viviste engañándote a ti mismo. Esta es la verdad y por desagradable que sea, es la única manera de seguir adelante.


Es fácil mentirle a la razón y suavizar el golpe, "le estoy presionando, necesita tiempo un poco de espacio, tiene miedo al compromiso, construye muro y yo debo derribarlos o necesito entregarme más y que aprenda a quiéreme como yo lo hago"


Pero analiza en lo que sientes tú por esa persona. Lo fácil que es entregarte por completo y que nunca tuviste que tomar una decisión, ya estaba tomada desde el momento en que le conociste. Inclusive si tu también tuvieras miedo, sabes en el fondo de tu ser que quieres estar con esa persona sin importar las consecuencias. Estas dispuesto a lo que sea.


Esta es la razón por la que tu corazón está roto. Este personaje no siente lo mismo que tu, y eso no puedes cambiarlo. Entonces enfréntalo, respétate a ti mismo, que al fin y al cabo, no hiciste nada malo.


Tu situación apesta y lo que queda es aceptarlo, y eso apesta aún más.

Te tomará semanas, meses o incluso años. Dolerá, algunos días recordarás sus aventuras juntos y cuanto te hacía reír. Pero tienes dos opciones: seguirte lamentando, continuar con el desapego y dejar que te rompa en mil pedazos, mientras tratas de convencerte que si te quiere, o asimilar que no tiene caso seguir con una falacia y remendarte a ti mismo.


Quiérete lo suficiente para ser duro contigo mismo y dejar de ser el pend#@% de la historia.

LEM Erick Ricardo Ruiz Gomez

Gerente Santa Fortuna


RECENT POSTS
SEARCH BY TAGS