Viajar como un experto: Evitando las estafas

Con la euforia de las vacaciones solemos prestar menos atención al gasto, por supuesto. Estamos de viaje y por lo tanto hechos a la idea de que saldrán imprevistos que pagaremos sin oponer mucha resistencia.


Si sumamos la poca familiaridad con el tipo de cambio y tarifas de la región podemos ser presas perfectas de estafadores sin siquiera percibirlo. Hablemos sobre algunas de los trucos más comunes para evitar caer en ellos.


Las más comunes

El taxi

Si bien es una de las favoritas sin discriminar continentes, podríamos asegurar que todo Mexicano ya se la sabe. En esta tenemos diferentes variantes:

* La clásica: subirte entrado en la plática sin fijarte si hay un testigo electrónico del precio de tu viaje. Puntos extra al conductor si estás en otro país y al final del trayecto "se le olvido el inglés"

* La de la borrachera: la cruda realidad que te golpetea la cabeza en la mañana al ver que gastaste más en taxis que en fiesta. Así es. El taxista te cobro lo que quiso.

* Y la última y mi favorita: Tarifa turista. Sí, esos lentes oscuros, sandalias, gorra, mochila, cámara, sin mencionar las "sutiles" diferencias étnicas que te delatan. Aplica también los precios exorbitantes si lo tomas desde un punto evidentemente turístico como un aeropuerto o terminal.

Pequeña anécdota: 42 grados caminando en Tulum. La vereda parecía no tener fin y mi amiga iba desesperaba. le dije a mi amiga que faltaban 200 mts para llegar al hotel. Ya que acostumbro caminar en vez de pagar caros taxis, mi desconfiada amiga paró un taxi, nos subió a las dos mientras gritaba YO PAGO. Bien de a cuantos metros quedaba

nuestro hotel, el perverso taxista sonrió, avanzó un par de segundos y nos dijo con amplia sonrisa unos 10 segundo más tarde: SERVIDAS .

¡Evítalo!

Pregunta la tarifa ANTES de subir! Si tienes que tomar taxi, recomendable preguntar su tarifa a varios.

Sin tarifas a la vista

Tiende a pasar en hoteles y restaurantes pequeños. Sin tarifas en mostrador o menú. Sin evidencias. Versión 2.0 En países donde la moneda es sólo suya, las conversiones pueden ser poco claras para el turista.

¡Evítalo!

Pregunta el precio con anticipación y una app de conversión de monedas nunca está demás.

Pickpocketers, o ladrones de bolsillo

Recuerdas a Kitty patitas suaves del gato con botas? Aquí es trabajo en equipo: Alguien te pregunta la hora, preguntan si se te cayó un objeto que te muestran, te ofrecen algo, o alguna otra manera creativa de distraerte mientras su compañero te saquea. A veces sólo hace falta un lugar bien concurrido.

Nota: funciona mejor cuando la carnada es un pequeño y tierno aprendiz de charlatán, una mujer embarazada, una viejita, etcera, tu entiendes.

Desgraciadamente he caído multiples veces. Gitanas en España, viajes en hora pico en metros, etc, etc,


¡Evítalo!

Objetos de valor fuera de vista, bolso enfrente, siempre cerrado. No seas ostentoso. MEA CULPA ☹

Digan whiskey!

Un amable transeúnte se ofrece a tomar la foto para que no te sacrifiques y salgas en la foto. Vaya! Qué amable! Mientras posabas para la foto el buen hombre desapareció!

Personalmente jamás me ha pasado, pero me han contado unas cuantas

Hotspots de intenet.

Lo sé, wifi gratis en un lugar público es una tentación difícil de resistir, pero estás dando acceso a tus datos, sin pensar a quién, a cambio de esos prometidos 30 minutos de wifi.

¡Evítalo!

Pregunta a quién este atendiéndote cuál es la red oficial. Procura encriptar tu información online.

Tickets (falsos) a menor precio

No digo que siempre sea una estafa, pero rara vez podrás conseguir precios más bajos que con el proveedor directo.

¡Evítalo!

Verifica la autenticidad de boletos antes de entregar el dinero. Prefiere siempre comparar precios anticipadamente y comprar en oficinas y sitios web oficiales

Costos ocultos u ofertas falsas.

Promociones a precios bajísimos que muestran fotos que no tienen nada que ver con el hotel en el que te hospedarás realmente; agencias de tours o rentals que te ofrecen un precio bajísimo por día, pagas una parte y después salen los gastos “extras” que no te mencionaron como seguros a terceros y cuotas ocultas obligatorias.

¡Evítalo!

Pregunta por cuotas adicionales antes de hacer pagos o anticipos. Apóyate en sitios o plataformas de terceros, como Tripadvisor para comprobar comentarios de clientes reales.

Saber es poder, conociendo las estafas más usuales podremos evitarlas más fácilmente

Así que atentos mis viajeros, a disfrutar las vacaciones

LEM. Aurora Estefania Muñoz F.

RECENT POSTS